Tabla Periódica

Al comenzar a estudiar una carrera que tenga que ver con la rama de la química, automáticamente comenzarás a escuchar sobre lo que significa la tabla periódica, y es que durante el curso de los estudios químicos el protagonismo siempre lo van a tener los elementos químicos, sus características y las propiedades que los componen.

√ćndice del contenido   [Mostrar]

  1. ¿Qué es la tabla periódica?
  2. Origen de su nombre
  3. Consideraciones de la tabla periódica

Por lo que, para alguien que haya decidido tomar el camino de la química como su estudio principal, se debe apreciar el hecho de poseer una tabla periódica que le va a facilitar en gran proporción la investigación y la experimentación con respecto a todo ese mundo de los elementos y procedimientos químicos.

De manera tal, que en este espacio, hemos de dar una breve y muy práctica explicación sobre todo lo referente a la tabla periódica, qué es, para qué funciona y cómo estudiarla de manera indicada. 

¿Qué es la tabla periódica?

La tabla periódica es un cuadro que ha sido diseñado para contener en el todos los elementos químicos seleccionados de acuerdo a sus características y propiedades, es decir, un esquema que da a conocer de manera clara y organizada todo lo referente a la composición o estructuración de los elementos químicos en base a una ley de periodicidad.

Tales elementos, se encuentran organizados de acuerdo a la determinación de sus propiedades, que hacen, según sus semejanzas, que los mismos se encuentren posicionados uno al lado del otro formando pequeños grupos de familias en función a las semejanzas de sus componentes, tomando en cuenta ante todo el valor de los números atómicos de cada uno.  

Lo que nos da a entender, que estamos hablando de un instrumento gráfico, que muestra con claridad la organización de los elementos químicos de acuerdo al orden creciente de sus números atómicos.

Origen de su nombre

Su nombre se debe al hecho de que, luego de varias casillas o de un  cierto periodo de casillas, los elementos comienzan a organizarse de nuevo en fila formando columnas que han sido denominadas grupos o familias, dando a conocer la agrupación de los elementos según el vínculo existente entre sus propiedades químicas.

Por lo que en la tabla periódica se puede observar, de un lado, que se encuentran posicionados todos los elementos denominados metales ligeros, para ser más específicos, en la parte izquierda de la tabla, mientras que en el centro se encuentran todos los elementos que conforman el grupo de los metales pesados, y finalmente, en la parte derecha de la tabla podemos observar todos aquellos elementos posicionados dentro del grupo de los no metálicos.  

Teniendo así, la organización en periodos de cada uno de los elementos, que en sincronía perfecta con la complicidad de sus propiedades determinan, en perfecto estado lo que se conoce en la vida real como la tabla periódica.

Por lo tanto, la primera tabla periódica tuvo su publicación en el año de 1869, luego de ser arduamente estudiada, analizada y diseñada por el químico ruso Dmitri Mendeléyev, logrando organizar la cantidad exacta de 63 elementos que eran conocidos para ese momento con la predicción de que tiempo más tarde de ésta primera publicación, la tabla tomaría una nueva forma por el descubrimiento de una cantidad mayor de elementos.

Y como resulta curioso apreciar el trabajo de un gran estudioso que ha marcado pauta en la historia del mundo, es preciso dar unas cuantas líneas de este espacio para conocer un poco más acerca de Dmitri Mendeléyev.

Resulta que Mendeléyev proviene de una familia numerosa, siendo el menor de 17 hermanos que para la época no poseían tantos recursos económicos para mantener su estabilidad en buen y cómodo estado, al quedar ciego su padre en un accidente la madre del mismo toma las riendas del trabajo y comienza a dirigir una fábrica de cristal que era herencia de su abuelo, lugar donde Mendeléyev obtuvo su pasión por la química a  través del trabajo de uno de los empleados de la misma que se dedicaba en gran parte al estudio químico.   

Y sin pensarlo tanto, aquella pasión que brotó en el desde pequeño lo hizo entender que pasaría gran parte de su vida dedicado al estudio químico de las cosas, o mejor dicho, al estudio que lo llevaría a descubrir y organizar los elementos químicos existentes en la tierra y los cuales dio a conocer al mundo sobre la escritura de un esquema que mostraría a todos las propiedades y características de dichos elementos.

Por lo que, el gran aporte de este famoso químico para la humanidad resultó ser la organización de los elementos químicos en una tabla periódica que mostrar a las personas una agrupación de valencias y pesos atómicos que permitiera observar cierta regularidad en las propiedades de los elementos.  

Además de esto, como ya lo mencionamos algunas líneas atrás, también tuvo la gran sensatez de pensar en el hecho de que luego de su descubrimiento, al pasar el tiempo, muchos más elementos serian descubiertos, por lo que su diseño propio de tabla periódica, Mendeleyév decidió dejar casillas en blanco para que los demás elementos descubiertos con el pasar del tiempo fueran incluidos en su tabla periódica a sentido de hacerla más completa y eficiente.        

Teniendo así, como resultado final el famoso y novedoso instrumento sobre el cual se comenzó a trabajar de manera más organizada con los elementos y que ha perdurado desde la época de su conocimiento hasta la actualidad como un esquema invaluable y un diseño perfecto que permite el estudio accesible de los elementos en el campo de la química.

Consideraciones de la tabla periódica

Luego de haber hablado del significado de la tabla periódica, del dinamismo de su utilización y del origen y procedencia de su nombre y su existencia, es importante establecer las consideraciones de este instrumento que resulta ser un gran aporte para la humanidad, y en mayor proporción, para la comunidad química.

De este modo, resulta útil apreciar de manera más exacta:

Actualmente, la tabla periódica cuenta con un total de 118 elementos químicos, lo que nos lleva a certificar y admirar el hecho de que en el año de su publicación por primera vez, en manos del famoso químico Mendeléyev quien para la época tenía un total de 63 elementos, tuvo toda la razón en pensar y hacer el espacio para el descubrimiento de más elementos que serían estudiados con el tiempo.

Y como a lo largo de toda esta charla hemos hablado de la palabra elemento, estoy completamente seguro de que te estarás preguntando ¿qué significa elemento? Y aquí te lo vamos a contar.

Resulta que la palabra elemento proviene de la ciencia griega, pero en realidad tuvo su protagonismo en el siglo XVII en manos de Robert Boyle quien en su obra llamada “El químico escéptico” determinó que la palabra elemento hacía referencia, y cito, a “ciertos cuerpos primitivos y simples que no están formados por otros cuerpos, ni unos de otros, y que son los ingredientes de que se componen inmediatamente y en que se resuelven en último término todos los cuerpos perfectamente mixtos”.

Ahora hablemos un poco sobre las partes de la tabla periódica, que resultan ser siete y están clasificadas de la siguiente manera:

Para mayor entendimiento de cuáles elementos conforman este grupo de metales, tenemos por un lado que el grupo de alcalinos se encuentra conformado por el cesio, potasio, francio, rubidio, litio y sodio; y los alcalinotérreos que están compuestos por el calcio, bario, berilio, estroncio, radio y magnesio.

Otro dato importante es que esta selección de elementos no son propiamente naturales, sino que necesitan de compuestos químicos para existir.   

Estos son, hidrógeno, oxígeno, fosforo, azufre, boro, selenio, carbono, flúor, astato, yodo y bromo.

Estos elementos están compuestos por el escandio, itrio, zinc, lantánidos, lantano, cadmio, actinio, actínidos, niobio, mercurio, tántalo, vanadio y dubnio.

Teniendo de este modo, el conocimiento acerca de las partes que conforman la tabla periódica que tenemos rato analizando y desglosando entre estas largas líneas, pero todo no acaba aquí, de la tabla periódica existen aún muchas cosas por contar, y es que resulta, que también existe la celebración de un año internacional de la tabla periódica, y aquí descubriremos un poco de qué se trata.

Resulta que para el año 2017, la Organización de Las Naciones Unidas decidió proclamar al año actual 2019 como el año Internacional de la Tabla Periódica de los Elementos Químicos, todo por motivo del aniversario número 150 del reconocimiento de las propiedades predictivas de los elementos y de sus compuestos por parte del químico Mendeléyev en el año 1869.

El objetivo de la celebración de un año conmemorado a la honra de la existencia de la tabla periódica, se encuentra guiado al reconocimiento de la función que desempeñan los elementos químicos dentro del desarrollo y de la existencia de la humanidad, con el propósito de establecer los parámetros necesarios para la conformación de manera definitiva del desarrollo sostenible y del progreso conjunto de la humanidad.

¿Y por qué justamente un reconocimiento al año en que Mendeléyev dio a conocer la tabla? Si todos sabemos bien según la información proporcionada, que existieron un buen número de químicos o científicos que hablaron de la tabla periódica e incluso fueron parte de su construcción.

Esto tiene una respuesta clara, y es que el trabajo de Mendeléyev no tuvo comparación alguna, fue el más impresionante, organizado y completo estudio de los elementos químicos que debía ser utilizado y recordado como un gran aporte a la humanidad.

Esto se debe a que su trabajo se fundamentó en organizar o clasificar los elementos por el orden creciente de su peso atómico, colocando en la misma columna aquellos elementos que tenían ciertos vínculos a través de la similitud de sus propiedades, conservando, por decirlo de algún modo, ciertos espacios en blanco en la tabla que se encontraba construyendo, ya que el famoso químico pensó en la lógica idea de que con el pasar del tiempo más elementos serian descubiertos. 

La idea de Mendeléyev en sí, era que con el descubrimiento de nuevos elementos se terminara de completar la tabla que él había diseñado, para hacerla totalmente completa y perfecta, por lo que, desde Mendeléyev hasta la actualidad, se ha pasado de 63 elementos a unos 118 elementos descubiertos, estudiados y plasmados en el útil esquema químico de la tabla periódica. 

Este hombre fue un gran visionario, y en su nombre, nos encontramos celebrando en la actualidad 150 años de uno de los mejores, más productivos y más utilizados inventos de todos, una pequeña, muy atractiva y dinámica tabla, que a pesar de su mínima dimensión logra hacer un trabajo impresionante en cuanto al estudio de los componentes químicos utilizados para dar vida a todo lo que conocemos en el mundo y que ayuda a la humanidad a mantenerse firme, estable y civilizada.    

Los elementos químicos no son cualquier cosa, y siempre resulta ser que es algo muy común que las personas nunca pensemos en la importancia que tiene para nosotros y en lo mucho que han contribuido al mantenimiento de nuestra existencia.  

Esto lo supieron apreciar hace muchos años atrás grandes estudiosos de la materia, que dieron en el punto clave cuando se dieron cuenta de la existencia de los mismos y de la importancia para la formación y el mantenimiento de la humanidad.

Por lo que era imprescindible el estudio de los elementos, la selección y el establecimiento de los mismos para que las personas conocieran su formación, sus componentes y la manera en la cual son utilizados para la creación de reacciones químicas y de los productos que de los mismos derivan.

Conocimiento que llegó a través de una gran pasión tanto a Mendeléyev quien se convirtió en su fiel admirador y progenitor, como de otros grandes químicos, científicos… que decidieron ceder parte de su vida a este gran estudio.

La tabla periódica que conoce hoy en día la humanidad, tan bonita, simple y fácil de utilizar, es la misma tabla que alguna vez resultó ser el motivo de incontables desvelos de sus creadores, y es que no resultó tarea fácil, en primer lugar, descubrir los elementos, en segundo estudiarlos y en tercer lugar, buscar la manera de organizarlos de forma armoniosa en un esquema que se hiciera de fácil visión al ojo humano. 

Por lo que a criterio de colofón, la información que hoy nos hemos dado la tarea de redactar en estas sublimes palabras, resulta ser la información adecuada para conocer de manera exacta de qué se trata la tabla periódica, por qué fue construida y con qué objetivo sigue siendo útil y vigente en la actualidad.

Su importancia es muy evidente, pues tenemos la dicha de poseer un pequeño esquema que nos muestra la grandeza de la creación, de aquellos elementos indispensables para la existencia de la vida como la conocemos y para el mantenimiento del mundo.   

Por tal motivo, es importante que sigamos recordando y apreciando la historia de la tabla periódica, aquella que contiene los elementos de la naturaleza que han sido agrupados de distintas maneras a lo largo de los años, pero que para el año de 1834 tomaron su rumbo exacto cuando Mendeléyev logró la perfecta organización de los mismos.

Estamos hablando de una tabla que ha sido construida con el aporte de varias ideas, de varios estudios y de diferentes creencias, todas dirigidas por caminos diferentes pero que llegaron a encontrarse en el punto exacto de finalización, en una misma conclusión del criterio, función, compuestos y determinación de cada uno de los elementos.

Idea que también logró la organización de los mismos de acuerdo al vínculo existente entre sus propiedades y en el uso que se le debe dar a cada uno dentro de la dinámica del bienestar del ser humano.  

Si detallamos con delicadeza la información de la tabla periódica, nos daremos cuenta de que hemos entrado a un mundo de conocimiento realmente fascinante, solo imagina el hecho de poder conocer los componentes de cada elemento y compararlos con muchas de las cosas que conocemos, como por ejemplo, la joyería que utilizamos, la ropa que utilizamos, los artefactos que se encuentran en nuestro hogar, e incluso, los alimentos y los medicamentos que consumimos.   

Todo, absolutamente todo lo que nos rodea y nos hace humanos está creado en base a un elemento de la tabla periódica, así que el conocer todo acerca de los mismos es la mejor decisión que como personas podemos tomar, conocer acerca de nuestra historia es conocer acerca de la historia de los elementos químicos.

Y si para ti resulta un tanto tedioso y crees que será imposible para ti dedicarte al estudio de los elementos porque piensas que el tema es muy extenso, solo toma la tabla periódica y obsérvala por unos momentos, te aseguramos que comenzarás a sentir curiosidad y terminarás siendo un fanático de ésta gratificante herramienta química.

OK

Nuestra web utiliza cookies. Política de cookies